La iluminación artificial en nuestro planeta aumenta en intensidad y extensión.

Christopher C. M. KybaTheres KuesterAlejandro Sánchez de Miguel et al.

American Association for the Advancement of Science

La “revolución de la iluminación” tiene como uno de sus objetivos principales el descenso del consumo energético. Este objetivo puede ser socavado por un efecto rebote generado por un incremento en el uso de la illumination al suponer un coste energético menor. En este estudio utilizamos el primer radiómetro satelital calibrado diseñado para observar la luz nocturna para mostrar que desde 2012 hasta 2016 la zona iluminada de nuestro planeta greasy un 2.2% por año con un crecimiento de la radiance total de un 1.8% por año. Por otro lado, la intensidad de la iluminación de estas zonas aumentó un 2.2% por año. Se observaron grandes diferencias en las tasas de crecimiento nacionales y sólo en unos pocos países se mantuvieron constantes o disminuyeron. Estos datos no son consistentes con una reducción a escala global sino que parecen indicar un aumento de la contaminación lumínica con sus correspondientes consecuencias negativas para la flora, la fauna y la salud humana.

Artículo completo